Nexotur

banner de oferta para jóvenes

Suscribirse a canal de noticias Nexotur Nexotur
Periódico de noticias de Turismo y Viajes. Actualidad de la industria turística: aerolíneas, hoteles, agencias. Además, desciframos el futuro del turismo.
Actualizado: hace 4 mins 59 segs

Ruzafa: entramos en el barrio más efervescente de Valencia

Dom, 19/05/2019 - 18:00

Muy cerca de la Estación del Norte, entre la Gran Vía Germanías y la Avenida Peris y Valero, encontramos Ruzafa (Russafa en valenciano), un céntrico barrio, con una población estimada de 25.000 habitantes, que en los últimos años se ha convertido en el epicentro de la Valencia más mundana, emergente e innovadora.

Empezamos el recorrido por el Mercado de Ruzafa, la mejor forma de tomarle el pulso al barrio más vibrante de Valencia 

[Para leer más: Cinco restaurantes de Valencia para amar la cocina creativa]

El Mercado

Para empezar, y como la mejor forma de tomarle el pulso al barrio, nos acercamos al colorista Mercado de Ruzafa, localizado entre la iglesia barroca de San Valero y la de San Vicente Mártir.


Las fachadas de Ruzafa explotan de color. Foto Estudio Calpena | Turismo Valencia.

Inaugurado en 1957, con más de 4.500 m2 de superficie y unos 100 puestos, es un portento visual y olfativo que muestra la variedad de productos gastronómicos de Valencia y sus alrededores.

Aquí, por las mañanas, podrás codearte y conversar -a los valencianos les encanta charlar- con los cariñosos tenderos, mientras te mezclas con vecinos, turistas y hosteleros del barrio que hacen la compra diaria en el mercado para surtir a sus restaurantes y bares de género fresco. ¿Lo mejor? Almorzar o tomar un refresco en alguna de las agradables terrazas de los bares colindantes.

Entre las calles Sueca, Cuba, Cádiz, Dénia y Literato Azorín encontraremos galerías de arte, estudios de diseño y de arquitectura, librerías, bistrós, cafeterías, restaurantes, tiendas de diseño y bellos edificios, algunos de ellos modernistas, decorados con sofisticadas molduras de yeso y pintados con bellos y llamativos colores

Después es buen momento para darse un sosegado garbeo por el barrio, paseando por las calles Sueca, Cuba, Cádiz, Dénia y Literato Azorín, donde encontraremos galerías de arte, estudios de diseño y de arquitectura, librerías, bistrós, cafeterías, restaurantes, tiendas de moda y diseño y bellos edificios, algunos de ellos modernistas, decorados con sofisticadas molduras de yeso y pintados con bellos y llamativos colores.


Cuando llega el buen tiempo las terrazas de Rufaza son objeto de deseo. Foto Mike Water | Turismo Valencia.

Además, tras muchos años de espera, y muy cerca de la calle Filipinas, se inauguró recientemente el Parque Central, un diseño de gran envergadura, firmado por la famosa paisajista norteamericana Kathryn Gustafson (creadora, entre otros proyectos, de la fuente conmemorativa de la princesa Diana de Gales, en Hyde Park, Londres), que ha dado al barrio un placentero espacio verde en pleno centro de la ciudad.

Un barrio que rezuma cultura

En Ruzafa se dan cita un gran número de espacios con diferentes propuestas culturales.

Entre los más interesantes destacan la galería de arte Espai Tactel con sus excelentes exposiciones; Pepita Lumier, dedicada al  arte contemporáneo y especializada en dibujo, ilustración y cómic; e Imprevisual Galería, un espacio plural de arte e intercambio cultural que no es tan sólo una galería al uso, sino también un punto de gestión integral del arte que engloba actividades promocionales, campañas de promoción de artistas y comisariados tanto dentro como fuera de España.

Uno de los lugares favoritos de los residentes en Ruzafa es Jardín Urbano, una peculiar cafetería-librería situada en el interior de una tienda de jardinería… ¿O quizás es al revés? 

En el apartado de librerías-cafeterías, Ubik Café dispone de libros en varios idiomas, pues en el barrio hay una gran población árabe, latina, italiana y francesa, entre otras nacionalidades. De hecho, muchos de estos nuevos vecinos son creadores que han tomado el barrio como epicentro de sus diferentes propuestas artísticas.


Ubik Café dispone de libros en varios idiomas. Foto Eduardo Ripoll | Turismo Valencia.

Uno de los lugares favoritos de los residentes en Ruzafa es Jardín Urbano, una peculiar cafetería-librería situada en el interior de una tienda de jardinería… ¿O quizás es al revés? Es difícil saberlo.

Aquí, los libros luchan por ser vistos entre la vegetación, que además oculta en parte cuadros al óleo y librerías. Por otra parte, ofrecen en su tienda productos para veganos y excelentes aceites de la Comunidad Valenciana.

En la Sala Russafa podemos asistir a todo tipo de espectáculos de danza, teatro y música y es, a la vez, un prestigioso centro de aprendizaje de las artes escénicas

Capítulo aparte merece la Sala Russafa, ubicada en la calle Denia, donde se representan espectáculos de danza, teatro y música, siendo a la vez un prestigioso centro de aprendizaje de las artes escénicas.

Citas ineludibles

Por otra parte hay que destacar cuatro acontecimientos culturales y festivos que acontecen en Ruzafa anual o bianualmente.

Por supuesto, y en primer lugar, las Fallas de Valencia, que en el barrio tienen un gran seguimiento vecinal.


La iluminación de la falla Cuba Puerto Rico es impresionante. Foto J.M. Torres.

Todo el mundo visita durante esos días de bullicio la falla de las calles Cuba-Puerto Rico, situadas en Ruzafa, pues su iluminación nocturna es probablemente la más espectacular que pueda encontrarse en cualquier fiesta del planeta.

Absolutamente ineludible es la falla de las calles Cuba-Puerto Rico, pues su iluminación nocturna es probablemente la más espectacular que pueda encontrarse en cualquier fiesta del planeta

Muy alegre es el Carnaval de Ruzafa, que el próximo año cumplirá su décimo aniversario. Un evento que da una importancia vital a los diferentes grupos de inmigrantes que viven en el barrio.

Este año, más de 1.000 personas divididas en 50 grupos de diversos países, desfilaron por las calles de Ruzafa vestidos con sus trajes típicos o disfrazados de carnaval.

Russafa Escènica es el festival de teatro anual que todos los otoños, y durante tres semanas, inunda Ruzafa de teatro en la calle y también en el interior de las tiendas, cafeterías, pubs, plataformas vecinales, etc.

Por último, y en este caso con carácter bienal, se celebra Russafart, evento artístico en el que los creadores participantes abren sus talleres ubicados en el barrio para mostrar de manera directa su trabajo, su metodología y su espacio de creación.


La cafetería Dulce de leche siempre está abarrotada de amantes del dulce. Foto Dulce de Leche | Turismo Valencia.

Es una oportunidad única para conocer de manera cercana el trabajo de los artistas. Se celebra durante un fin de semana de mayo y es un acontecimiento cultural muy apreciado.

Dónde comer

Hay muchísimo donde elegir en Ruzafa para satisfacer el estomago, pues existen inmejorables propuestas gastronómicas étnicas como La Nonna (italo-argentino), Taquería La Llorona y Casa Amores (mexicana), Nozomi Sushi Bar (japonesa), La Galette (francesa),o Beirut (libanesa).  

En el barrio no falan las cocinas exóticas ni las propuestas para los amantes de la cocina healthy y vegetariana, como Copenhagen y Malmö

Y, por supuesto, restaurantes para los amantes de la cocina healthy vegetariana como CopenhagenMalmö.


En Doña Petrona se desarrolla una comida casera bien elaborada. Foto Doña Petrona.

Destacan especialmente algunas propuestas gastronómicas peculiares como el Mercado de San Valero, La Conservera, que propone menús con la reconocida calidad de las conservas portuguesas, Taberna El Rojo, con sus tapas y pinchos, y Doña Petrona, local en el que se elabora una cocina casera de calidad.

Por otra parte, hay que dejar hueco para poder visitar algunas de las cafeterías del barrio con pecaminosas propuestas reposteras, como Dulce de Leche, La Más Bonita y Bluebell Coffee.

Copas y diversión

En Ruzafa se vive en la calle porque el clima en Valencia lo permite incluso en invierno, pero es ahora, cuando ya se percibe la cercanía del verano, cuando se disfruta de verdad, sobre todo por las noches, cuando las terrazas del Café Pessoa o el Café Dublín se llenan de propios y extraños para tomar relajadamente una copa o un café, ver y ser vistos.


Las galerías de arte son parte esencial de la apuesta cultural del barrio. Foto Eduardo Ripoll | Turismo Valencia.

Muy recomendable hacer una parada en Sandanski y probar alguna de sus 35 variedades de ginebra o disfrutar de música en directo y jam sessions en el Café Mercedes.

Los más marchosos tienen su espacio en Play Club, donde se disfruta de sonidos rock y pop indie hasta altas horas de la madrugada y en Xtralarge Playground: copas, fiestas y sesiones DJ en una discoteca con tres salas, música ecléctica y diseño moderno.

No cabe duda de que Ruzafa está de moda y que así seguirá durante mucho tiempo, pues su vitalidad y férrea apuesta por la cultura, el entendimiento, el arte y el ocio bien entendido están en los cimientos de su encanto y enorme aceptación.

Categorías: Prensa

Así son los ocho jardines botánicos más espectaculares del mundo

Dom, 19/05/2019 - 16:00

Diversidad, conservación, belleza. Los jardines botánicos son lugares destinados al estudio y el cuidado de la flora, en los que, con la naturaleza como gran protagonista, podemos perdernos para admirar la genial combinación de la grandiosidad de nuestra Tierra con esa serenidad y esa quietud que únicamente el mundo vegetal es capaz de transmitirnos.

El origen de estos espacios naturales se remonta a las civilizaciones más antiguas, como Grecia o Roma, pero es en el Renacimiento cuando surgen los jardines botánicos como hoy los conocemos, gracias al impulso del estudio de las propiedades de las plantas en las facultades de medicina.

Especies en peligro de extinción, arbustos autóctonos, árboles centenarios, plantas florales o aromáticas, palmeras, frutales y un sinfín de variedades vegetales son custodiadas en los jardines botánicos del mundo

[Para leer más: Las 20 maravillas desconocidas más espectaculares del mundo]

Especies en peligro de extinción, arbustos autóctonos, árboles centenarios, plantas florales o aromáticas, palmeras, frutales y un sinfín de variedades vegetales son custodiadas en los jardines botánicos del mundo. Descubrimos ocho de los más interesantes.


La mariposa monarca es un símbolo del Jardín Botánico de Montreal.

Royal Botanic Gardens Kew, Londres

Con la mayor colección de plantas vivas del mundo -alrededor de 50.000-, el jardín botánico londinense es uno de los rincones verdes más admirables y uno de los lugares más interesantes para la investigación botánica.

Sus 120 hectáreas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2003 y guardan en su interior invernaderos, jardines y un importante banco de semillas.

Con la mayor colección de plantas vivas del mundo -alrededor de 50.000-, el jardín botánico de Londres es uno de los lugares más interesantes para la investigación botánica

Decenas de especies y plantas exóticas conviven entre sus espacios desde hace más de 200 años, generando un espectáculo de colores y aromas sin igual.

Desde tulipanes, lirios y rosas hasta el aro gigante, la flor más grande del mundo -con un peso de 90 kilos-, en peligro de extinción, pasando por hongos, arbustos, el parque nos ofrece la oportunidad de admirar la belleza de los bosques de todo el mundo. Y es que Kew Gardens es un mundo en sí.


Jardín Botánico Kew, Londres.

Jardín Botánico Sir Seewoosagur Ramgoolam de Pamplemousses, Mauricio

Su origen se remonta a 1736, pero no fue hasta 1767 cuando se convirtió en jardín botánico con especies importadas de países lejanos.

La imagen que define al jardín Sir Seewoosagur Ramgoolam de Mauricio son sus nenúfares gigantes o pamplemousses

En sus más de 33 hectáreas presenta una estampa única: la de sus nenúfares gigantes o pamplemousses. Esta especie acuática con hermosas flores blancas y rosadas comparte protagonismo con la Avenue La Bourdonnais, custodiada por un imperial y centenario baobab. Entre sus especies destacadas se encuentran hermosas flores de loto, un bosque de bambú de La India, agathis, árboles de la familia de las araucarias y una palmera talipot, muy singular por su floración única a los 40 años de vida, poco antes de morir.

Tortugas gigantes, ciervos, papagayos y zorros voladores pasean a sus anchas por el recinto.

Singapore Botanic Gardens, Singapur

Son 160 los años que celebra uno de los jardines botánicos más exóticos y exuberantes que podemos visitar. Este ‘pulmón verde’ de Singapur recorre 63,7 hectáreas que dan vida a miles de especies vegetales entre las que se incluyen más de 3.000 tipos de orquídeas custodiadas en el National Orchid Garden.

El Singapore Botanic Garden custodia más de 3.000 variedades de orquídeas

A lo largo de su extensión, praderas, lagos, bosques y un sinfín de árboles, arbustos y otras plantas se combinan con una pequeña selva pluvial, su aromático jardín de especias, el Ginger Garden y un completo herbario.

Reconocido desde 2015 como Patrimonio de la Humanidad, se ha convertido en el lugar perfecto para albergar especies tropicales y de otros continentes, y custodiar sus Majestic mature trees, considerados patrimonio natural del país.


Jardín Botánico Singapur.

Jardín Botánico Nacional Kirstenbosch, Sudáfrica

Situado en Ciudad del Cabo, sus 528 hectáreas custodiadas por la Montaña de la Mesa protagonizan un entorno de frondosa y densa vegetación. Patrimonio de la Humanidad desde 2004, es uno de los grandes jardines botánicos del mundo, tanto por su extensión como por ser el primero de su género dedicado a la flora indígena de un país.

Y es precisamente su riqueza autóctona lo que lo convierte en una atracción fascinante, con más de 7.000 variedades expuestas a lo largo del paseo de los fynbos.

Suculentas, domésticas y olorosas completan la visita a Kirstenbosch. Un jardín de cícadas presenta algunas variedades de esta antigua planta similar a las palmeras; en la Rocalla de Mathew se cultivan plantas que se desarrollan en los roquedales; y en el invernadero podemos admirar algunos de los más importantes biotipos de África, así como un gigantesco baobab.


Jardín Botánico Kirstenbosch, Ciudad del Cabo.

Jardín Botánico de Montreal, Canadá

Otro de los grandes jardines botánicos, con más de 75 hectáreas de extensión y una colección que supera las 220.000 especies de plantas de todo el mundo repartidas a lo largo de sus invernaderos y jardines, entre los que se encuentran uno japonés, otro chino, el arboretum y el de las Primeras Naciones.

Con más de 75 hectáreas de extensión y 220.000 especies de plantas de todo el mundo, el de Montreal es uno de los grandes jardines botánicos del mundo

Inaugurado en 1931, en 1970 se convirtió en uno de los espacios de reserva vegetal más importantes del país.

Entre sus actividades destaca la puesta en libertad de las mariposas monarca, criadas en un recinto especial del propio jardín; así como la competición anual de masaicultura (creación de obras vivientes forradas de flores) realizadas por artistas de todo el mundo.


Jardín Botánico de Montreal, Canadá.

Reales Jardines Botánicos de Sídney, Australia

Como un oasis verde en medio de la ciudad se encuentra el jardín botánico de Sídney, con la flora australiana como protagonista y una de las mejores vistas de su famosa Ópera.

El jardín botánico de Sídney, fundado en 1816, es la institución científica más antigua de Australila

Fue fundado en 1816, por lo que se trata de la más antigua institución científica de Australia. Desde su creación ha desempeñado un papel fundamental en la aclimatación de plantas procedentes de otras regiones, presentando interesantes trabajos para la Agenda Internacional para la Conservación de los Jardines Botánicos.

Sus más de 9.000 taxones invitan a entrar en contacto con la naturaleza a la que se suman zorros voladores o cacatúas, que comparten espacio con enormes coníferas, helechos arborescentes, plantas herbáceas perennes y gondwanas.


Jardín Botánico Sídney, Australia.

Jardín Botánico Tropical de Nong Nooch, Tailandia

Situado en la provincia de Chon Buri, alberga alrededor de 15.800 variedades de plantas en sus más de 200 hectáreas.

Fue fundado en 1954 con la idea de crear en él una importante plantación de árboles frutales, pero finalmente se convirtió en un jardín tropical con magníficas vistas y cientos de coloridas flores con deliciosos aromas que invaden el lugar en cada estación del año.

Laberintos repletos de hojas, piedras, pequeños templos y estatuas nos esperan dentro de sus dominios desde su apertura al público en 1980.

En la actualidad, la administración del jardín continúa sus labores de investigación, desarrollo y conservación de las especies vegetales entre las que destacan una vasta colección de palmeras y otras plantas tropicales.


Jardín Botánico Tropical de Nong Nooch (Tailandia).

Jardín Botánico Koishikawa Kōrakuen, Tokio

La fantástica armonía nipona se refleja a la perfección en el que es uno de los jardines botánicos más antiguos del mundo, creado en 1684.

Dedicado a la investigación y a la exposición de las especies, presenta su mejor momento en otoño, cuando las hojas de sus arces se tornan rojizas. Pero los ciruelos y cerezos también ofrecen un espectáculo digno de admirar durante la primavera, cuando las floraciones de los ume y los sakura brindan al jardín de una estampa única.

A pesar de sus pequeñas dimensiones, la belleza del lugar en cada estación del año lo hace original y encantador.


Jardín Botánico Koishikawa Kōrakuen, Tokio. Foto Turismo de Tokio.

Más de 4.000 árboles y arbustos albergan colecciones de frutales, azaleas, camelias, aceres, prímulas y bonsáis que van evolucionan a lo largo del año creando paisajes tan cambiantes como admirables.

El objetivo principal del parque es la conservación de plantas endémicas amenazadas de las islas Bonin y Yakushima.

Categorías: Prensa

El Cordon Rouge sigue fiel a su emblema: "Sólo lo mejor"

Dom, 19/05/2019 - 14:00

Todos hemos visto alguna vez al final de un gran premio de Fórmula 1 el podio, los pilotos y "el vino con alas" que se dispara desde botellas con bandas rojas agitadas por los vencedores.

Durante mucho tiempo, la marca elegida fue G.H.Mumm, una leyenda del champán, un nombre cuya filosofía puede resumirse en la famosa frase de su fundador Georges Hermann: "Sólo lo mejor".

Origenes y triunfo real

En 1761, en Colonia, Renania −28 años antes de la Revolución Francesa−, Peter Arnold Mumm, un banquero que vió el futuro en la uva, creó una empresa de vinos. La calidad excepcional de su Schloss Johannisberg Riesling le proporcionó una gran fortuna.

Sus hijos Jacob, Gottlieb y Philipp fueron más allá que él y se unieron en 1827 a G. Heuser, para elaborar un champán en Reims, la capital del vino espumoso de Francia. En 1837, su champán se convirtió en el preferido del rey de Suecia y Noruega, Jean-Baptiste Bernadotte, que hizo de Mumm la marca proveedora de su real casa. 

La marca de Reims se fue convirtiendo gradualmente en proveedora oficial de muchos soberanos y gobiernos de todo el mundo. Fue en 1886 cuando Mumm empezó a abastecer oficialmente a la Corona de Inglaterra: la reina Victoria, Eduardo VII, Jorge V, Eduardo VIII y finalmente, en la actualidad, Isabel II. 

Como "Champagne des Souverains", el prestigio de Mumm, y de su Cordon Rouge en particular, alcanzó cotas tan grandes que acabó convirtiendo a la marca de la banda roja en símbolo universal del champán. 

La banda roja entra en la leyenda

En 1852, Georges Hermann Mumm, nieto de Peter Arnold, ya era el propietario único del Champán que llevaba su apellido.

Un cuarto de siglo después, en noviembre de 1876, Georges Hermann, para reafirmar visualmente la marca y asociarla a la calidad de su champán, decidió decorar las botellas con una cinta de seda roja en referencia a la Orden de San Luis y al Gran Cordón de la Legión de Honor y cerrarlas con un sello ovalado, registrando el nombre "Cordon Rouge". 

El éxito fue inmediato y la banda roja acabó siendo el signo distintivo, el logotipo y la imagen de la casa y de la personalidad de todos sus champanes, mientras que "Cordon Rouge" como marca se convirtió desde entonces en referencia universal del champán. 

Muy recientemente Ross Lovegrove, un diseñador mundialmente reconocido por sus diseños para Apple o Sony y que ya tiene obras en varios museos, fue el encargado de poner al día la imagen de Mumm con un diseño innovador que rompe con su clasicismo, pero no con su elegancia, y rinde homenaje a la banda roja del Cordon Rouge.

Del terruño a la cava

Actualmente Mumm, propiedad del grupo Pernod-Ricard, posee 218 hectáreas propias 160 de las cuales están situadas en Grands Crus, todos ellos están representados (la Montaña de Reims, los Valles del Marnee y del Ardre, la Côte des Blancs, Sézannais, la Côte des Bars) principalmente en los ocho terruños de: Aÿ, Bouzy, Ambonnay, Verzy, Verzenay, Avize, Cramant y Mailly-Champagne, lo que le supone una clasificación media del 98% en la escala Crus. 

Muchos de los vinos utilizados para elaborar ls champañes de Mumm son Grands Crus y Premiers Crus. El viñedo propio de la casa G.H. Mumm abarca el 25% de las necesidades de producción, y el 75% restante es aportado por viticultores independientes pero vinculados a la marca de Reims. 

La combinación del viñedo propio y las variedades proporcionadas por estos viticultores "de toda la vida" permite que la Casa G.H. Mumm mantenga su estilo en los 25 km de subsuelos que almacenan 25 millones de botellas bajo el edificio diseñado por Ernest Kalas en Reims. 

El G.H.Mumm Cordon Rouge 

El famoso Cordon Rouge nació en el mismo 1876 de un ensamblaje de 77 crus, que siguen encarnando la calidad y la diversidad de los viñedos de la región de Champagne. Actualmente es el primer champán internacional de Francia y el tercero más vendido del mundo. 

Cada etapa del largo y delicado proceso de elaboración de la cuvée del Cordon Rouge determina su calidad y perfección. Las cepas, los crus, se prensan y vinifican por separado con fermentación y maloláctica y un proceso de micro oxigenación en depósitos de acero inoxidable para obtener una vasta gama de aromas y sensaciones capaces de expresar la identidad de cada viñedo.

A continuación se mezclan con gran cuidado vinos del mismo año a los cuales se añaden entre un 25 y un 30% de vinos de reserva, conservados durante un máximo de cuatro años, para aportar complejidad y una mayor profundidad a la mezcla final. 

El coupage de Cordon Rouge presenta el predominio de la pinot noir, cepa histórica de G.H Mumm, que aporta estructura y fuerza, y se enriquece con chardonnay, que le presta delicadeza y elegancia y se completa con pinot meunier que le confiere sus características notas frutales, vivas y rotundas. 

La Cuvée G.H Mumm Cordon Rouge reposa en bodega sobre rimas durante 30 meses, más del doble del tiempo determinado por el Consejo Regulador de Champagne

El estilo G.H Mumm Cordon Rouge se caracteriza por el sutil y constante equilibrio entre frescura e intensidad, y para conseguirlo, el maestro bodeguero Didier Marotti, al frente de su equipo de enólogos, se encarga de que el coupage final del champán exprese la complejidad, la profundidad y la elegancia característicos de la marca. 

Categorías: Prensa